Braco de Weimar

Braco de Weimar

Perro Braco de Weimar

La historia del Weimariano comienza con el Gran Duque Carlos Augusto y los nobles de la corte de Weimar. El Gran Duque conocido como el cazador entre los reyes y el rey entre los cazadores, seleccionó la raza gris plata para la caza en sus bosques. Según la tradición alemana, no sólo el tiempo ha anulado las trazas del origen de la raza, sino que tal vez fueron anuladas deliberadamente por los nobles de esa época, para que este magnífico ejemplar sea exclusivo de la corte de Weimar. La teoría hoy acredita que proviene de Francia e indirectamente del norte de África. Se piensa esto por el color del pelaje, similar al de la raza de Saint Louis. El color gris es una característica hereditaria recesiva, por lo que se deduce que fue seleccionado para obtenerlo. La cabeza con el hueso occipital ligeramente pronunciado, al igual que el implante de las orejas, están presentes también en el perro gris de Saint Louis. La cola no cortada tiene una curvatura particular que recuerda a la cola del Saluki. El excepcional olfato, puede ser considerado una característica heredada de los antiguos Leithund de Tracia, que nos retrotraen a un momento anterior de la creación de la República de Weimar. En el siglo XIII, Luis IX de Francia, regresandpezzz o de una cruzada al norte de África, llevó consigo ejemplares del que después se lo llamó el perro gris de Saint Louis, muy utilizado en Francia para el rastreo y captura de piezas en los bosques. Esta raza no convivía con los otros perros, vivía con sus cuidadores, lo cual puede explicar la unión con hombre y la necesidad de estar en familia de los Weimaraners actuales. En el siglo XV, otros perros grises fueron llevados a Europa desde Asia. Finalmente el Gran Duque Carl August, un apasionado de todo perro de caza, selecciona la raza, busca y encuentra viejas líneas francesas, y siguiendo la tendencia de la época, un perro versátil y ágil, y las cruza probablemente con pointers españoles y algunas otras razas. De estas cruzas surge el Weimariano de pelo largo, que fue aceptado oficialmente por el club alemán en 1935.

A fines del siglo diecinueve, el Weimaraner era el rey de los perros de caza, era un perro tímido y un tanto temeroso, que debía ser tratado bien y con dulzura, hablándole en tono bajo. En 1882 el Braco de Weimar era ya una raza bien conocida y afirmada gracias a su versatilidad, y era usado por los cazadores profesionales y guardias forestales. El reconocimiento oficial de la raza no fue simple de obtener, pero finalmente en 1897 nace el Club Alemán. Después de la Segunda Guerra Mundial, la zona americana había prohibido la caza y la posesión de las armas de fuego, y es por eso que muchos Weimarianos fueron exportados. En 1951 se retomó la selección basándose en un estándar y rendimiento en el campo.

Durante muchos años se hicieron suposiciones del origen de esta raza, evaluando que fueron el resultado de cruzas con Kurzhaar, Bloodhound, Pointer y hasta una mutación genética del Kurzhaar. Hoy el origen es más claro, gracias a los estudios de los apasionados de esta raza, a pinturas de la época y al estudio de la genética del color. La exportación después de la Segunda Guerra Mundial, explica el boom en Estados Unidos de la raza. Hoy los conocemos como los fantasmas de plata o fantasmas grises gracias a los soldados americanos que los veían pasar moviéndose elegantemente por los campos alemanes. El verdadero desarrollo de la raza fue en los años 50, cuando el Weimaraner fue considerado un perro de buen gusto, de alta clase, de inteligencia casi humana.[cita requerida] Algunos ejemplares acompañaron a Grace Kelly, Eisenhower, Brad Pitt y a Roy Rogers.

Hoy se registran más de 500 cachorros por mes. En los Estados Unidos la raza es revalorizada en todos los sentidos: rastreo, captura de presa, perro guía, narcotráfico, guarda, agility y compañero de vida.

Caracteristicas 

Braco de Weimar

Obediencia ⬤⬤

Energía ⬤⬤⬤

Inteligencia ⬤⬤⬤⬤

Territorial ⬤⬤⬤⬤

Apego al dueño ⬤⬤⬤⬤⬤

Tendecia a ladrar ⬤⬤⬤⬤⬤

Amistad con niños ⬤⬤⬤⬤

Amistad con otros animales ⬤⬤⬤⬤

    Tamaño

    La altura varía de
    59 a 67 cm .
    Peso Braco de Weimar

     Peso

    El peso varía de
    25 a 40 Kg.

     

     

    Descargar App Mister Mascotas

     

    Pelo

    Su pelo es corto, suave y elegante, color sólido, en tonos de gris ratón a gris plateado, generalmente mezclándose con tonos más claros en la cabeza y las orejas. Una pequeña marca blanca en el pecho es permitido, pero debe ser penalizado en cualquier otra parte del cuerpo. Manchas blancas resultantes de
    la lesión no debe ser sancionada. Un abrigo claramente largo es una descalificación. Un claramente azul o abrigo negro es una descalificación

    Salud

    Al ser una raza muy activa, los Weimaraners sufren más que su parte de cortes, raspaduras, esguinces y tirones accidentales. Les encanta masticar, y eso provoca lesiones en la boca y las encías. Tenga cuidado de que ingieran cosas que no deberían pasar por la garganta de un perro. El problema de salud más grave en la raza es la torsión gástrica. Esta es una afección potencialmente mortal en la que el estómago se estira demasiado y se cierra. Discuta los síntomas con su veterinario para que pueda reconocerlos y busque atención veterinaria inmediata en caso de que ocurra. Se recomienda que se hagan los siguientes estudios para descartas posibles riesgos:
    Evaluación de cadera examen cardiacoexamen cardiaco, Evaluación OftalmológicaEvaluación Oftalmológica y Evaluación de tiroidesEvaluación de tiroides

    Temperamento

    Los bracos de Weimar son perros muy completos a los que les encanta la vida familiar. Son afables y enérgicos, pero gracias a sus cualidades como vigilantes, también son unos grandes perros guardianes. Tienen un carácter muy fuerte, por lo que no son el perro ideal para un dueño primerizo. Aun así, si tienes la experiencia suficiente y puedes sociabilizarlos, adiestrarlos y ejercitarlos, serán unos compañeros muy agradecidos.

    Inteligencia

    El braco de Weimar destaca por su gran inteligencia, aprenden rápido, y eso incluye buenos y malos comportamientos. Asiste a una clase de entrenamiento y sé consistente con tus métodos de entrenamiento. La socialización temprana y el entrenamiento del cachorro son vitales y ayudan a garantizar que el Weimaraner se convierta en un compañero bien adaptado y educado. Es un perro muy curioso y dinámico, cuyo sentido de la lealtad es pronunciado. Adoptando a este can podrás disfrutar de su bondad y dulzura, mostrando una entrega hacia sus tutores legales.

    Además, tiene la paciencia necesaria para vivir en familias con niños, tanto pequeños como mayores. Aguanta un ritmo de vida estimulante y activo, por lo que se adapta perfectamente a estilos de vida muy ajetreados.

    Pese a que puede convivir con niños pequeños, sus interacciones siempre deben estar bajo la supervisión de algún miembro adulto de la familia para evitar que sus movimientos bruscos puedan lastimar de alguna manera a los más pequeños del hogar.

    Debido a su gran inteligencia, los bracos de Weimar saben con qué personas se relacionan en cada momento. Por ello, tienen una alta capacidad de adaptación: pueden mostrarse muy juguetones e incluso brutos con aquellas personas que les dan pie a ello, mientras que su comportamiento es más delicado y calmado con personas que no están dispuestas a jugar de manera tan brusca, como es el caso de bebés o personas mayores.

    Edad Promedio

    Este perro con una gran inteligencia tiene una esperanza de vida de 10 a 12 años aproximadamente.

    Cuidado

    Este perro no requiere de cuidados muy específicos, salir a pasear será muy importante y darle una dosis de estimulación mental, esto ayudará a tu perro a tener una mejor calidad de vida, es un perro que necesita espacio no es recomendable tenerlo en departamento. Debes de cepillar su pelaje regularmente, aunque su pelaje no requiere un gran cuidado el cepillado es necesario, más para el braco de Weimar en la variedad de pelo largo para eliminar pelo muerto y evitar enredos. Bañarlo solamente cuando en realidad el perro lo requiere, entre uno y dos meses. 
    Acudir al veterinario por lo menos cada 6 meses para detectar cualquier enfermedad o problema de salud que pueda padecer el braco de Weimar de forma pronta. Mantener al día sus vacunas y desparasitarlo regularmente. 

    Datos Curiosos

    En el siglo XIII, Luis IX de Francia, llevó consigo ejemplares de esta raza del que después se le llamó el perro gris de Saint Louis.
    El Weimaraner fue aceptado oficialmente por el club alemán en 1935.
    En el año 1882 esta raza era ya bien conocida y afirmada gracias a su versatilidad.
    El reconocimiento oficial de la raza no fue simple de obtener, pero finalmente en 1897 nace el Club Alemán.
    Hoy conocemos a los perros Weimaraner como los fantasmas de plata o fantasmas grises.
    El verdadero desarrollo de esta raza fue en los años 50, cuando el braco de Weimar fue considerado un perro de inteligencia casi humana.

    Recientemente Vistos