Habana

Habana

Gato Habana

Los primeros registros de historiadores describen a esta raza de gato como “Siameses con pelaje de castaño bruñido y ojos azul-verdosos”.

El gato Habana Brown proviene de la antigua Siam, es decir, la actual Tailandia. Surgió de un cruce entre el Tonkinés y el Burmés. Las personas que vivían en Siam pensaban que los gatos de color marrón bruñido eran muy bonitos y que, además, protegían frente a los malos espíritus y energías.

El deseo de la baronesa Miranda Von Ullman tras la II Guerra Mundial era tener un gato color “chocolate”, y con la llegada de los gatos Burmeses a Inglaterra se hizo más evidente el gusto por este color. Los programas de reproducción eran a partir de Siameses chocolate point con gatos negros, azules rusos o persas negros, y de esta forma el color chocolate se fue introduciendo. Por lo que el Cat Club Siamés inglés sólo aceptará los Habana Brown con ojos verdes.

En 1952 nació el primer Habana Brown y recibió el nombre de Elmtower Bronze Idol, ancestro de los Habana Brown que después le seguirían. En Europa se le conoce como Habana Brown a causa del color marrón oscuro y del cigarro habano.

Hay dos variantes: La siamesa y la original. La primera fue desarrollada por los ingleses y se caracteriza por ser un gato longilíneo y musculoso; en la variante original es musculoso y rectangular, y se empezó a desarrollar en Estados Unidos cuando llegó a California en 1976.

Características 

Habana

Apego al dueño⬤⬤⬤⬤

Energía ⬤⬤⬤⬤

Tendencia a maullar ⬤⬤

Cariñoso ⬤⬤⬤

Inteligencia ⬤⬤⬤⬤⬤

Juguetón ⬤⬤

Amistad con otros animales ⬤⬤⬤⬤

Amistad con niños ⬤⬤⬤⬤

     

     

     

     

     

    Tamaño

    La altura varía de
    25 a 30 cm .
    Peso Habana

     Peso

    El peso varía de
    2 a 4 Kg.

     

     

    Descargar App Mister Mascotas

     

    Pelo

    El color del Havana es intenso, cálido y marrón; tiende hacia el marrón rojizo en lugar del negro. El pelaje es de corto a mediano, liso, brillante y cerrado. La nariz y el bigote son del mismo color que el pelaje y las almohadillas de las patas son rosadas.

    Salud

    El Havana Brown es un gato resistente y saludable, con poca predisposición a las enfermedades. Sin embargo, algunos estudios han demostrado cierta prevalencia de la raza en el desarrollo de urolitiasis por oxalato de calcio. Esta enfermedad, también conocida como cálculo urinario, se define como la presencia de piedras ("piedras") en el sistema urinario y puede ser bastante peligrosa. Otro problema que presentan los habaneros es que no son tan tolerantes al frío, por lo que es necesario mantenerlos calentitos por dentro.

    Temperamento

    Compartir la casa con Havana Brown es un verdadero privilegio. La raza necesita compañía e interacción humana y se lleva bien con otros gatos, perros y niños. El temperamento puede variar, siendo algunos más reservados, sin embargo, la mayoría de estos gatitos son extrovertidos, juguetones y cariñosos de una manera encantadora. Estas figuras marrones no solo insisten en ser parte de las actividades de sus padres humanos, sino que también insisten en llamar la atención de todas las formas posibles. La raza se considera moderadamente activa en comparación con otras razas de pelo corto. Les encanta correr por la casa y disfrutar de los juegos interactivos, pero lo que realmente prefieren estos felinos es la siesta, sobre todo si tienen compañía. A los habanos les encanta pinchar a sus humanos con las patas, como pidiendo atención. A menudo se les puede encontrar llevando juguetes y objetos en la boca. Si ha perdido un calcetín u otro objeto pequeño, revise la cama de su mascota, lo más probable es que aparezca allí por arte de magia.

    Inteligencia

    Como se mencionó anteriormente, una característica muy llamativa del Havana Brown es que extiende su pata para tocarlo todo e investiga su potencial de caza. Este comportamiento hace que el comando "dar una pata" sea fácil de responder. Son gatos muy inteligentes, observadores y curiosos. Son menos comunicativos que los siameses, pero igual de inteligentes.

    Edad Promedio

    La Habana vive en promedio entre ocho y 13 años. Sin embargo, si se cuida bien, puede superar fácilmente esa expectativa

    Cuidado

    Para mantener a tu felino en perfectas condiciones bastará con que lo cepilles, como mínimo, 1 vez por semana, siempre siguiendo la dirección del nacimiento del pelo y empleando un peine para pelo corto (de púas anchas y separadas). A estos ejemplares no les vienen bien los ambientes excesivamente húmedos, así como los cambios bruscos de temperatura. Por tanto, procura mantener una temperatura estable en casa, secarlo después de bañarlo y no permitirle salir al exterior si hace frío. Pese a tratarse de un gato esbelto y atlético no descuides su alimentación, especialmente si ha sido esterilizado o si se halla en la etapa final de su vida.

    Si la dieta que le procuras es equilibrada, variada y las raciones se ajustan a sus necesidades todo irá bien. Tan importante como la alimentación lo es la hidratación. En este sentido, ofrécele agua limpia y fresca cada día. Higieniza sus ojos y orejas cada semana empleando un algodón humedecido en productos específicos para estos menesteres. Los juguetes y rascadores harán el resto para que tu mascota esté entretenida y cuidada. Las desparasitaciones 4 veces al año, las vacunas cuando esté estipulado y las visitas al veterinario, como mínimo, 2 veces al año completan la relación de cuidados pertinentes..

    Datos Curiosos

    El Havana es el único gato que tiene bigotes marrones. Otra curiosidad es que no se sabe a ciencia cierta de dónde viene el nombre Habana, pero los amantes de esta raza tienen teorías. Algunas personas dicen que Havana Brown lleva el nombre del rico y lustroso color de los puros cubanos.

    Recientemente Vistos