Korat

Korat

Gato Korat

Cuenta la tradición que el gato korat fue descubierto en Amour Pimai de la provincia Korat en Tailandia. Los primeros registros de este minino se pueden ver en «El libro de poemas sobre gatos» o el «Smud Khoi», que se escribió durante el periodo ayodhya de la historia de Siam (1350 – 1767). Este libro presenta las 17 razas de gatos de la suerte de Tailandia, entre ellos el korat. En la actualidad, esta obra se encuentra en la Biblioteca Nacional de Tailandia. En la cultura tailandesa el korat era considerado un mensajero de buena suerte para el futuro cuidador. Se decía que traía salud y riqueza al hogar. También se decía que era un buen presagio para aquellas personas que planeaban empezar una nueva vida.

A menudo se regalaban en las bodas para bendecir a los recién casados con fertilidad y suerte. Otra tradición interesante con respecto al korat es que generalmente no lo compras tú mismo, sino que te deben regalar un par de esta raza. El korat llegó a la sociedad americana en 1959 cuando la amante de los gatos Jean Johnson fue obsequiada con una pareja de esta raza por un amigo de Bangkok. En aquel entonces, Jean había estado tres años viviendo en Tailandia con su marido. En un principio le interesaron más los gatos siameses.

Cuando descubrió la existencia de los gatos korat, su interés se centró más en estos talismanes gris azulados. Sin embargo, Jean se dio cuenta de que los korat estaban presentes principalmente en los círculos más acomodados de la sociedad tailandesa (representantes de la nobleza, funcionarios de alto rango y similares). Estos se los regalaban entre ellos para garantizar la abundancia.

En 1954, Jean y su marido abandonaron Tailandia para asumir otras tareas en el sudeste de Asia. Cinco años más tarde, cuando su marido y ella ya vivían de nuevo en Estados Unidos, recibió un mensaje de su amigo tailandés, que decía que había dos gatos korat en camino para su marido y ella. Les puso el nombre de Nara y Dara. La pareja se alegró mucho por los nuevos integrantes a la familia y animó a sus felinos a procrear. Sin embargo, para evitar la endogamia, Jean cruzó los korat con sus gatos siameses bluepoint.

Finalmente excluyó a todos los gatos con características siamesas del programa de cría y fundó así la primera familia de gatos korat americana. Con esto, cada vez más korats venían de Tailandia a Estados Unidos y en 1966 la Cat Fanciers Association (CFA) aceptó el korat en las competiciones. Desde entonces ha gozado de una creciente popularidad en las competiciones.

Características 

Korat

Apego al dueño⬤⬤⬤⬤⬤

Energía ⬤⬤⬤⬤

Tendencia a maullar ⬤⬤

Cariñoso ⬤⬤⬤⬤⬤

Inteligencia ⬤⬤⬤⬤

Juguetón ⬤⬤

Amistad con otros animales ⬤⬤⬤⬤

Amistad con niños ⬤⬤⬤⬤

     

     

     

     

     

    Tamaño

    La altura varía de
    18 a 23 cm .
    Peso Korat

     Peso

    El peso varía de
    2 a 4 Kg.

     

     

    Descargar App Mister Mascotas

     

    Pelo

    El Korat tiene un color azul único con bordes plateados, lo que le da un brillo resplandeciente. El color parece absorber la luz, dándole un efecto “mate”. Es de pelaje corto, y las raíces son más claras, aumentando la tonalidad a un azul más intenso hasta llegar a las puntas, que son plateadas. El color plateado es más frecuente en el hocico y los dedos de los pies. Solo hay un color aceptado: azul plateado puro, sin blanco ni manchas. Debido a que tiene un pelaje fino y corto, se recomienda cepillarlo solo una vez por semana.

    Salud

    El Korat es bastante saludable y solo hay una enfermedad genética a la que este gatito está predispuesto, llamada Gangliosidosis. La patología es hereditaria y se caracteriza por la ausencia de una enzima que contribuye al metabolismo de ciertos lípidos, presentes en las neuronas del sistema nervioso central. La ausencia de esta enzima provoca una acumulación de grasa dentro de las neuronas, generando signos clínicos como descoordinación al caminar, debilidad, temblores, convulsiones, parálisis, entre otros cambios neurológicos. Hoy en día, existe una prueba disponible que puede comprobar si el gatito tiene Gangliosidosis. Si tienes intención de tener un Korat, es muy importante que lo lleves al veterinario para asegurarte de que está bien.

    Temperamento

    Los gatos de esta raza tienen una percepción sensorial excepcionalmente fina, sobre todo cuando se trata de ver, oír y oler. Son muy cercanos a las personas, por lo que pueden construir un vínculo muy estrecho con sus cohabitantes humanos. Su naturaleza es sociable y les encanta estar en compañía. También adoran los mimos y les gusta sentarse lo más cerca posible de su humano. Son muy juguetones y les va la acción. La persona que quiera tener un korat debería tener suficiente tiempo para poder dedicarle a los juegos y estimular a su minino con juguetes y otros entretenimientos. Además, el gato korat destaca por su gran inteligencia y por su extraordinaria intuición. Es muy delicado en el trato con los niños. Para que se puedan desfogar de forma apropiada lo mejor es un rascador de varios pisos.

    Estos bigotudos se adaptan muy bien en las familias. Pero el futuro hogar no debe ser demasiado ajetreado, pues los korat son bastante asustadizos. Los niños de la casa deben procurar tratarlos con suavidad. El mimoso gato se asusta mucho con ruidos fuertes o movimientos inesperados en su entorno. Al mismo tiempo le encanta ser el centro de atención y le gusta subirse al regazo de su humano para demostrarle su cariño y conseguir caricias. Sabe muy bien qué tácticas le funcionan para conseguir mimos y comida. A pesar de lo adorable que es este gato, resulta muy divertido cuando nos damos cuenta de este comportamiento manipulador.

    El korat es menos comunicativo que el siamés. Pero cuando hay algo que no le gusta o se siente mal sí que te lo comunicará mediante sonidos. En general se lleva bien con otros gatos y animales domésticos como los perros, pero reacciona con algo de celos cuando algún otro animal recibe más atención en su presencia. También es posible que tienda a comportarse de forma dominante frente a otros felinos. Pero, básicamente, es mejor para el korat cuando tienes a dos gatos en tu hogar.

    Inteligencia

    El Korat tiene un oído, una visión y un olfato súper agudos. Forman fuertes lazos con sus padres humanos y responden cálidamente al afecto. Son gatos muy activos jugando y bastante inteligentes. Al igual que los siameses, los Korat son buscadores profesionales de juguetes y papeles arrugados. Sin embargo, tu juego favorito es el que juega tu humano.

    Edad Promedio

    La vida útil estimada del Korat es de unos 15 años, sin embargo, se sabe que algunos ejemplares han llegado a los 20 años.

    Cuidado

    El Korat no requiere muchos cuidados especiales, pero conocer sus necesidades y particularidades individuales es fundamental. Son gatos que no toleran bien la agitación y el ruido, prefieren un lugar más tranquilo y no son tan sociables con personas que no conocen. Así que siempre haga la presentación adecuada a alguien nuevo en la familia. Su pelaje es corto, requiriendo solo un cepillado semanal. A pesar de ser un gato tranquilo, es necesario estimular su cerebro con juguetes y actividades para gastar energía y sacarlo del aburrimiento. El enriquecimiento ambiental también es esencial, ofrézcale lugares altos y rascadores para que pueda expresar su comportamiento natural de rascado y escalada. Además, cuidados básicos como cepillarse los dientes, alimentarlo adecuadamente y consultas frecuentes con el veterinario.

    Datos Curiosos

    El Korat es posiblemente el gato que más se parece a su apariencia original, más que cualquier otra raza. Comparando las primeras fotos de un Korat con las fotos actuales, encontramos poca o ninguna diferencia. En Tailandia es habitual que el Korat se regale a los recién casados, como forma de llevar prosperidad, fertilidad y buenas energías a la nueva pareja. Otra tradición tailandesa es que este gato nunca debe comprarse y para aquellos que deseen adquirir uno, debe recibirse como regalo. Una leyenda tailandesa asocia a Korat con ceremonias para llevar la lluvia a los cultivos de arroz. Una historia cuenta cómo los Korat vagaban por las aldeas del noreste de Tailandia para asegurarse de que hubiera lluvia para los arrozales.

    Recientemente Vistos