Lhasa apso

Lhasa Apso cachorro

Perro Lhasa apso

Cuando exploradores, militares y aventureros de principios de siglo descubrieron el Tíbet, quedaron cautivados por la singularidad de aquella enigmática tierra. Entre las cosas nuevas que encontraron los intrusos, los animales captaron su interés, las pequeñas vacas y cabras peludas, los gigantes perros de guarda y unos pequeños perros que eran considerados sagrados, que vivían en los monasterios y casas nobles; estos perros eran los Lhasa Aps

En el Tibet, los Lhasa Apso son considerados como animales sagrados; antiguamente eran considerados pequeños perros león (el mito del león en el Tíbet es poco explicable, ya que se desconoce la existencia de este animal en aquel país) y eran representados al lado de buda, protegiendo y escoltando al dios del budismo. Dice una leyenda que estos pequeños perros león, los Lhasa Apso, se convertirían en leones si Buda se encontrara en peligro. Los ejemplares eran mantenidos dentro de los monasterios en su estado natural, es decir, sin cepillados ni baños. Muchas personas creen que únicamente los ejemplares de color dorado eran los sagrados, y la verdad es que el color no es tan importante como otros elementos.

Como muchas personas saben, el Tíbet es la cuna del budismo, y un pilar de esta creencia es la resurrección de las almas que antes de conseguir la perfección han de pasar por varias etapas de conocimiento, es decir, varias vidas encarnadas según el nivel alcanzado en un tipo de animal o en una persona determinados. Pues bien, los Lhasa Apso eran conocidos como reencarnaciones de lamas (En el budismo tibetano, el lama es una autoridad en la doctrina, un maestro espiritual, alguien capaz de mostrar a otros el camino inequívoco a la liberación y la iluminación) fallecidos. Los Lhasa Apso sagrados posiblemente eran aquellos que tenían alguna marca o color que recordaría al Lama fallecido o simbologías religiosas; así, por ejemplo, los Lhasa Apso con marcas blancas sobre negro o gris eran los marcados por la mano de Buda, los dorados son similares al color azafrán típico en el Tibet, etc.

La condición de animales sagrados era y es acompañada por la condición de perros amuleto, capaces de otorgar buena suerte a sus amos. Por eso era una costumbre el regalar una pareja de Lhasa Apso a altos mandatarios, nobles o personas que tenían alguna importancia; esa pareja de perros sagrados del Tibet brindarían buena fortuna y suerte a sus nuevos amos.

Fue de esta manera como los primeros ejemplares llegaron a Occidente. Los primeros Lhasa Apso que tomaron parte en los comienzos de la raza en Europa fueron traídos por el matrimonio Bailey, con una pareja con la que establecieron su criadero en Inglaterra. Ellos los consiguieron a través del Coronel R.S. Kenedy, quien a su vez los obtuvo de manos del Comandante en Jefe del ejército tibetano. Otros Lhasa Apso llegaron antes pero no fueron utilizados en un programa de cría.

La manera de la llegada de los Lhasa Apso a los EE.UU. fue un tanto más romántica y participaron en ella personajes relacionados con la historia de este país. El matrimonio Mr. y Mrs. Suydam Cutting (Mr. Cutting era naturalista) fueron miembros de la expedición Rooselvelt al Turkistan Chinoen 1925. Ellos eran amigos de Theodore Rooselvelt y de su hermano Kemit. El objetivo de aquella expedición era recoger especimenes de vida animal y llevarla a los EE.UU. para los museos. Tres años más tarde acompañaron a los Rooselvelt al Tibet chino y participaron en la caza del Oso Panda. Estos viajes les hicieron caer en la fascinación de aquel país y poco después consiguieron permiso para visitar la Ciudad de Lhasa. Después de visitarla en 1930, entraron en contacto con el 13° dalai lama del tíbet, entrando en correspondencia con él. La relación fue exitosa;

Mr. Cutting hizo varios favores al dalai lama de carácter oficial, regaló una pareja de dálmatas y un pastor alemán al mandatario espiritual del tíbet, consiguiendo más adelante y en compensación una pareja de Lhasa Apso, una de las varias con las que establecieron su famoso criadero en EE.UU. "hamilton".

Desde la llegada de esta maravillosa raza de perros a occidente, su popularidad no ha dejado de crecer, convirtiéndose en un magnífico perro de exposición, ganando con regularidad los máximos puestos en las finales. Su elegancia y majestuosidad son notables, así como sus cualidades innatas de perro de compañía, con un carácter equilibrado lleno de matices que lo hacen un perro singular.

Caracteristicas 

Lhasa apso

Obediencia ⬤⬤⬤⬤

Energía ⬤⬤

Inteligencia ⬤⬤

Territorial ⬤⬤⬤

Apego al dueño 

Tendecia a ladrar 

Amistad con niños ⬤⬤

Amistad con otros animales 

    Tamaño

    La altura varía de
    15 a 25 cm .
    Peso Lhasa apso

     Peso

    El peso varía de
    5 a 7 Kg.

     

     

    Descargar App Mister Mascotas

     

    Pelo

    El Lhasa Apso es conocido por su pelaje brillante, sedoso, largo y denso. Aunque los más comunes son el blanco y el dorado, la raza también tiene colores como el arena, miel, gris oscuro y negro. Necesita un cepillado diario para que el cabello no se enrede y también requiere cuidados en la región de los ojos, ya que el cabello puede interferir con su visión cuando no se recorta adecuadamente.

    Salud

    En general, esta es una raza muy saludable y no tiene mayores complicaciones de salud. Con un poco más de frecuencia es posible observar algunas alergias, principalmente de la piel que pueden ser difíciles de identificar por el pelaje demasiado largo. Por eso, una alimentación cuidadosa, baños regulares con champú especial y un control mensual de pulgas y garrapatas ayudan a prevenir problemas como estos. El Lhasa Apso también puede verse afectado por algunas enfermedades genéticas. Los más comunes son: la atrofia progresiva de la retina, que si no se diagnostica a tiempo puede conducir a la ceguera, y la displasia renal quística congénita, donde los riñones son más pequeños de lo esperado e irregulares. De esta forma el animal debe seguir a un médico veterinario desde cachorro para asegurar el normal funcionamiento de todo su organismo.

    Temperamento

    A pesar de tener la apariencia de un perrito frágil al que solo le gusta que lo carguen, el Lhasa tiene mucha energía y le encanta jugar, pero aun así es una raza que se adapta muy bien a los departamentos pequeños (siempre que salga a dar algunos paseos durante el día). Es bastante desconfiado con los extraños y ladrará para alertar a su guardián cuando se acerque un extraño. Sin embargo, suele ser fiel, lo que convierte al Lhasa Apso en un compañero.

    Inteligencia

    Según el ranking de inteligencia canina descrito en el libro The Intelligence of Dogs, de Stanley Coren, el Lhasa se encuentra en la posición 68. Eso no significa que no sea inteligente, solo dice que es un perro un poco más terco y callejero. Los perros de esta categoría necesitan un mayor número de repeticiones para asimilar una orden y también requieren un entrenamiento diario para no olvidar lo aprendido. Pero en su mayor parte, los perros de esta raza serán muy obedientes con sus padres humanos, ya que son extremadamente fieles y apegados. También es importante socializar a los Lhasa desde pequeños, sobre todo con los niños, ya que no suelen ser muy pacientes con ellos.

    Edad Promedio

    La esperanza de vida aproximada de un perro Lhasa Apso es de entre 12 y 15 años.

    Cuidado

    Hay que tener especial cuidado con el pelaje del Lhasa. Debido a que son densos, necesitan baños regulares y cepillados diarios para evitar que se enreden; vale la pena recordar que los nudos causan mucho dolor a las mascotas, además de molestias. Algunos tutores prefieren rapar al animal que, a pesar de no tener el pelo largo y exuberante, facilita el mantenimiento, sobre todo si el animal está muy expuesto a zonas externas. El baby grooming es uno de los favoritos de los padres de Lhasa, ya que ofrece una apariencia de cachorro incluso para los adultos. Hablando de áreas al aire libre, el Lhasa Apso es un cachorro para tener dentro de casa, no puede ni debe criarse en patios traseros, por ejemplo. A pesar de ser muy juguetón y necesitar estimulación diaria, no es un animal tan activo y prefiere paseos ligeros, no demasiado largos. También les encanta jugar con animales de peluche.

    Datos Curiosos

    Es muy común confundir al Lhasa Apso con el Shih tzu. En el pasado, esta similitud era aún mayor, ya que la diferenciación entre razas solo comenzó a darse hace unos 150 años, donde las diferencias consistentes entre razas se establecían a través de cruces. De todos modos, siguen siendo muy similares. La mayor diferencia está en el hocico, ya que el Lhasa tiene un hocico más alargado que el Shitzu. ¡Pero ambos son igualmente lindos! El Lhasa Apso, por su historia y tradición, es considerado un perro que trae suerte! Así como los monjes los regalaban en los viejos tiempos, se cree que cuando obtienes un Lhasa Apso,

    Recientemente Vistos