Xoloitzcuintle

Xoloitzcuintle cachorro

Perro Xoloitzcuintle

El xoloitzcuintle es una raza canina prácticamente sin pelo con promedio de vida entre 12-14 años, de origen en México; es presentado en tamaño toy, estandár y mediano. Se le conoce por su endemismo en este país y su estrecha relación con la cultura mexica. Su popularidad no es muy alta, comúnmente porque su falta de pelaje no es agradable para algunas personas, pero para otras y muy especialmente entre los criadores de xolos, cada ejemplar es muy preciado y valioso, llegando el valor de un xoloitzcuintle con pedigree a oscilar por los dos mil dólares, debido también a su inmenso valor histórico, cultural y biológico, y a su relativa escasez en comparación con otras razas.

Existe otra variedad con pelo. Los perros que nacen con pelo siguen siendo xoloitzcuintles puros, y al cruzar a estos con uno sin pelo, también tienen crías sin pelo. En una camada pueden nacer cachorros de las dos variedades. Se le agrupa en los tres tamaños. Las dos clasificaciones mayores se destacan como perros guardianes, el miniatura como perro de compañía.

Este perro, natural de México, es una raza muy antigua, originándose, según algunos cálculos, hace más de tres mil años.4 En la Mitología mexica, se creía que los xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que eran sacrificados y enterrados junto con los muertos a los que debía guiar. Hay leyendas que hablan de que Xolotl le dio el xoloitzcuintle como regalo al Hombre, habiéndolo fabricado de una astilla del Hueso de la Vida, el hueso del que toda vida fue creada. Debido a esto era considerado sagrado por los aztecas, manifestándose esta adoración en muchas representaciones esculturales y pictográficas.

En el territorio mexicano la primera manifestación encontrada de un perro fue en la Cueva del Tecolote en Huapalcaco, Estado de Hidalgo 3500 años A.C.. Hay evidencias de que diferentes culturas mesoamericanas tuvieron contacto con perros; entre ellas los tlaxcaltecas, mayas, zapotecas, mexicas, por citar algunas. Fray Bernadino de Sahagún en el Códice Florentino escrito en los años 1500 ya menciona a estos perros de la siguiente manera: "Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenían, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl (aguarrás), y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teotlixco y Toztlan".

Se cree que los perros fueron un alimento tradicional en la cultura mexica. El propio Hernán Cortés reportó cuando llegó a la ciudad de Tenochtitlan en 1519, "unos pequeños perrillos se criaban para alimento" donde se vendían junto con otros alimentos en los mercados callejeros de las ciudades. Estos perros típicos de la cocina mexica se denominaban "itzcuintlis", y dado el parecido con la palabra "xoloitzcuintli" se cree que estos últimos eran consumidos.

Después de la colonización europea, este tipo de perro estuvo muy cerca de desaparecer, siendo rescatado de la extinción por la apreciación hacia este perro de los miembros de la FCM, la cual inició un programa de registro y reproducción el 1 de mayo de 1956. A pesar de que fue exhibido en las competiciones de belleza canina, en los Estados Unidos desde 1883, y aceptado en las federaciones más respetadas, no logró gran aceptación popular. A mediados del siglo XX su popularidad en México tuvo un renacer, llegando a ser admitido en muchas federaciones caninas mexicanas. En el presente es reconocido por muchas de las más distinguidas federaciones en otros países y federaciones internacionales, como la FCI, aunque en algunos países, como en los Estados Unidos, no tiene tanta aceptación.

Caracteristicas 

Xoloitzcuintle

Obediencia ⬤⬤⬤⬤⬤

Energía ⬤⬤⬤⬤

Inteligencia ⬤⬤⬤⬤⬤

Territorial ⬤⬤⬤⬤

Apego al dueño ⬤⬤⬤⬤

Tendecia a ladrar ⬤⬤⬤⬤

Amistad con niños ⬤⬤⬤

Amistad con otros animales ⬤⬤⬤

    Tamaño

    La altura varía de
    28 a 32 cm .
    Peso Xoloitzcuintle

     Peso

    El peso varía de
    4 a 20 Kg.

     

     

    Descargar App Mister Mascotas

     

    Pelo

    La raza no es completamente lampiña, ya que conserva algo de pelo en las patas y patas, así como en la punta de la cola y la parte superior de la cabeza. Por lo tanto, no existe un tipo específico de atención.

    Debido a las variaciones genéticas en esta raza, ¡sí existen xoloitzcuintles con pelo! En la misma camada, se pueden encontrar a animales con y sin pelaje, aunque estos últimos son los más populares.

    El resultado de los xoloitzcuintles con pelaje no se debe a que se hayan cruzado con otras razas con la llegada de los españoles, como mucha gente cree, sino simplemente a la variación genética.

    La raza de los xoloitzcuintles es portadora de un gen dominante recesivo, el cual causa una displasia (difusión) dérmica (en la piel). Este mismo gen provoca una hiperpigmentación de la piel, dándole su color característico. Y en algunos ejemplares, mutaciones genéticas provocan que este gen esté ausente o no sea tan predominante.

    Salud

    El xoloitzcuintles, debido a la ausencia de pelaje, es totalmente vulnerable al cáncer de piel. Además, puede que le falten algunos dientes, algo común en razas que no tienen pelaje. A pesar de estas complicaciones, la raza tiende a ser bastante saludable. Otros problemas que puede llegar a presentar el xoloitzcuintle: Luxación de rótula, displasia de cadera y problemas digestivos especialmente en el hígado.

    Temperamento

    Al estar debidamente socializado, esta rara y notable raza se lleva bien con su propia especie y también con otras mascotas. Es muy paciente con los niños agitados, pero reservado con los extraños: no es amigo de todos, pero si los padres dicen que todo está bien, los extraños serán automáticamente aceptados en el hogar.

    Inteligencia

    No es nada difícil entrenar al xoloitzcuintle. Este perro es inteligente y aprende muy rápido. Conserva su integridad en todo momento y no le gusta seguir órdenes una y otra vez. El entrenamiento constante, basado en el respeto mutuo, es la mejor manera de obtener buenos resultados.

    Edad Promedio

    Su esperanza de vida es de entre 12 y 15 años, y pueden superar fácilmente las perspectivas debido a su buena salud..

    Cuidado

    Si bien no es necesario peinar a este perro, su pelaje requiere un tratamiento regular. Los padres suelen utilizar cremas exfoliantes con el objetivo de eliminar las células muertas y así mantener la piel tersa. Lo importante es que se mantenga hidratado para que no se reseque. Como la piel se quema fácilmente, conviene protegerla del sol con una crema de buena calidad en verano. Una ventaja de la raza es que no tiene un pelaje "habitable" para las pulgas. En invierno suele hacer mucho frío, por lo que conviene ir bien vestido, sobre todo a la hora de salir. En cuanto al ejercicio físico, el Peludo Mexicano no necesita tantas actividades, pero, como todas las demás razas, le encanta jugar y correr de vez en cuando.

    Datos Curiosos

    La tribu náhuatl le dio a estos perros un nombre muy peculiar: xoloitzcuintli, que significa “perro del dios Xólotl”, deidad muy apreciada en la cultura azteca. Actualmente, se les conoce como “Xolos”.

    En cierto punto, durante la Conquista, estos perros casi desaparecen. Aún en el siglo pasado, los franceses usaban su piel para la elaboración de artículos y accesorios.

    Sin embargo, los xoloitzcuintles sobrevivieron y se convirtieron en la raza favorita de muchos personajes relevantes de la cultura. Un ejemplo fue el pintor Diego Rivera, quien llegó a poseer varios ejemplares y los plasmó en los murales del Palacio Nacional. Frida Khalo también era amante de los xoloitzcuintles y tenía un ejemplar llamado “Güera Chabela”.

    La palabra xoloitzcuintle conlleva varios significados, uno de ellos es que proviene del náhuatl: Xólotl = lampiño o desnudo, e itzcuintli= perro, otros autores descifran que Xólotl es el dios mexica de la vida y la muerte, que comúnmente era asociado con figuras monstruosas..

    Así como cuando la Iglesia ordenó el asesinato de gatos en la Edad Media por creerlos seres diabólicos, la Corona española dictaminó durante el siglo XVII acabar con los perros nativos de la Nueva España. Debido a esto, los perros mexicanos sin pelo fueron envenenados. Como consecuencia, estas razas fueron llevadas al borde de la extinción. Sin embargo, en 1950 fueron redescubiertos en algunas zonas de Guerrero y Oaxaca. Desde entonces, organizaciones como “Xolos Tarango” se han esforzado por conservar a esta especie.

    ¿Cementerio para xoloitzcuintles? Un grupo de arqueólogos encontró en la zona de Azcapotzalco una especie de cementerio donde se encontró los restos de 12 xoloitzcuintles, aunque no se sabe exactamente si se trata de una ofrenda funeraria o si de verdad era un espacio para el descanso de estos fieles compañeros.

    El xoloitzcuintle también se conoce con el nombre perro pelón mexicano o perro azteca.

    Recientemente Vistos