add wishlist add wishlist show wishlist add compare add compare show compare preloader
  • Compra 100% Segura | Envío Express
De que se alimentan los gatos

¿De que se alimentan los gatos?

¿De que se alimentan los gatos?

La importancia de la alimentación

Mientras que podríamos armar un debate acerca si los perros son omnívoros o carnívoros, si ponemos en la mira la alimentación del gato, entonces, no hay discusión: son carnívoros por excelencia, y lo dejan muy evidente. Quien tiene un pequeño felino en su hogar, es probable que sepa cuánto disfrutan éstos de cazar aves y roedores y, tal vez, dejar los restos como ofrenda a su humano en algún lugar de la casa.

Nuestros gatos son pequeños leones domesticados, aman ir tras presas y luego quedarse horas jugando con su victoria. Los gatos requieren una amplia variedad de nutrientes y la mayoría de éstos se encuentran sólo en la carne, por lo que hacerlos llevar una dieta vegetariana no sería saludable para ellos. Puede haber gatos que gusten de comer alguna fruta, verdura o cereal, pero no es conveniente ofrecerles en gran cantidad, sobre todo papas o alimentos que contengan mucho carbohidratos. Esto es porque su sistema digestivo está preparado para procesar carne eficazmente, pero no así materia vegetal y granos secos. Al serles difícil de digerir, les puede ocasionar un desequilibrio en el pH del sistema urinario y problemas digestivos que terminen causando un exceso de toxinas y un debilitamiento del sistema inmunológico.

Variedad de alimentos

Por este motivo, es de vital importancia que, de decidir alimentar a nuestro gato con productos comerciales, elijamos un producto de altísima calidad, rico en proteína animal y con no más de un 10% de hidratos de carbono. Lamentablemente, en los últimos años, una patología se hizo muy común en los gatos adultos y es el síndrome urológico felino (obstrucción de la uretra). Ésta, entre otros factores, es provocada por la ingesta de alimento de mala calidad que, por lo general, son aquellas marcas más baratas en el mercado. Y aunque parezca un gran gasto el que hay que invertir para comprar buen alimento, al fin de cuentas, es barato con lo que se ahorra en consultas veterinarias. Una buena alimentación es igual a una buena salud y es fácil detectarlo: nuestro gato tendrá un pelo brillante y suave, dientes fuertes y blancos, sin mal aliento, estará activo y con buen ánimo.

Una alternativa a los granos, es el alimento húmedo que también se encuentra en veterinarias y tiendas de mascotas. En verdad, el especial cuidado hay que tenerlo, más que con los derivados, con la leche en sí. Aunque esté instalado en el consciente colectivo que los gatos toman leche, y en verdad, es muy probable que a tu gato le encante, hay muchos gatos adultos que son intolerantes a la lactosa. Te darás cuenta de esto si después de ingerirla sufre de diarrea o vómitos.

Si vivimos también con un perro, puede que sorprendamos al felino robando la comida de su amigo perruno. Es importante evitar que cada animal coma de la comida del otro ya que al ser distintas especies requieren de distintos nutrientes que otro alimento no les está brindando.

La obesidad es un tema común en los felinos. Los adultos castrados que tienden a engordar mucho, ya que se vuelven menos activos, corren menos y duermen más. Es importante cuidar su dieta para que no haya un gran y notable exceso de peso que disminuya su calidad de vida. Lo más recomendable es pedirle a nuestro veterinario de confianza que nos indique una dieta específica para gatos castrados.

 

Comentarios (0)

    Dejar un comentario